Después del emotivo y multitudinario recibimiento a monseñor José Clavijo Méndez, obispo de Sincelejo, en el corregimiento de Berrugas, otra población de San Onofre volvió a recibir con desbordante alegría a nuestro pastor diocesano.

Se trata del corregimiento Rincón del Mar, donde la comunidad parroquial y habitantes en general lo esperaron este domingo con pancartas con mensajes de fraternidad y agradecimiento por llevar a ellos el Evangelio.

La visita pastoral movió tanto a niños como adultos. Los primeros se encargaron de mostrar lo mejor de su cultura a nuestro obispo, quien apreció los bailes típicos de este corregimiento privilegiado con hermosas playas.

Monseñor José presidió una Eucaristía en la que concelebró el párroco de Nuestra Señora del Mar, el padre José Roberto Chavarría, y otro sacerdote de San Onofre.

El prelado dialogó con rincomarenses, como les dicen a los oriundos de esa población, bendijo a enfermos y saludó a muchos fieles católicos que no veían en mucho tiempo a un obispo recorriendo sus calles, conociendo sus necesidades, interesándose por ellos.

El trabajo pastoral en San Onofre es impulsado también por las Hermanas Franciscanas de María Auxiliadora, presentes en distintos municipios de Sucre.