Tomado de: Conferencia Episcopal de Colombia.

El episcopado colombiano lamenta el fallecimiento del padre Abelardo Muñoz Sánchez, sacerdote de la Diócesis de Girardota, quien perdió la vida este martes 3 de octubre luego de ser víctima de un asalto a la altura de San Antonio de Pereira (Rionegro, Antioquia).

Los obispos del país expresan su voz de aliento y cercanía a la familia del padre Muñoz Sánchez, a monseñor Guillermo Orozco Montoya, obispo de la diócesis de Girardota, y a toda la comunidad de esta jurisdicción.

Así también, rechazan éste y todo acto de violencia. Los obispos oran por la paz y la reconciliación entre los colombianos.

El obispo de Girardota rechaza y protesta por el asesinato del sacerdote
En un sentido mensaje el obispo de Girardota, monseñor Guillermo Orozco Montoya, manifestó su voz de rechazo y protesta por el asesinato del sacerdote Abelardo Muñoz Sánchez, miembro del presbiterio de esta jurisdicción.

El prelado recordó y resaltó la labor pastoral de este sacerdote, quien se desempeñaba como Vicario del templo de Cisneros en el noreste de Antioquia.

Así mismo, el jerarca expresó su saludo de solidaridad a la familia, y al clero diocesano quien hoy llora la partida de este hermano sacerdote.

Las exequias del padre Abelardo Muñoz se realizarán este miércoles 4 de octubre a las 3:00 p.m. en la Catedral San Nicolás de Rionegro. Su velación se está llevando a cabo en la Funeraria Medellín de Rionegro.

El sacerdote, de 41 años, por estos días se encontraba visitando a su familia. Al promediar las 10:50 a.m del martes 3 de octubre se movilizaba en un taxi que cubría la ruta Rionegro-La Ceja. El sacerdote fue interceptado por dos hombres que iban en motocicleta y que intentaron robarle un bolso. En medio del forcejeo dispararon al presbítero causándole la muerte, según reportó la Policía.