Sincelejo, 7 de diciembre de 2017

 

COMUNICADO DE PRENSA N° 005
PRONUNCIAMIENTO DEL SECRETARIADO DIOCESANO DE PASTORAL SOCIAL/DIAKONÍA DE LA PAZ DE LA DIÓCESIS DE SINCELEJO

Enterados de lo ocurrido en la persona de la niña Dana Cervantes, no solamente lo lamentamos y rechazamos por ser un hecho repugnante, porque nuestra naturaleza humana en su proceso evolutivo ha llegado a la edad de la empatía. Dacher Keltner, investigador de las emociones, utiliza la expresión “nacidos para ser buenos”, y nosotros como Iglesia pensamos que el ser humano está capacitado para ser compasivo y misericordioso, incluso capaz de ternura.

Estos hechos, como el de Dana, nos golpean a todos en nuestra condición humana y nos invitan a cuidar a los más débiles, a los indefensos y, sobre todo, a los niños y niñas.

Pensamos que hemos de sentirnos todos responsables de todos para ir cerrando el cerco a las personas que han perdido la capacidad de empatizar con sus semejantes y se convierten en un peligro para la sociedad.

Oramos por su familia y los acompañamos entendiendo y compartiendo su dolor.

Ismael Acosta Pineda, Pbro.
Director del Secretariado Diocesano de Pastoral Social/Diakonía de la Paz
Diócesis de Sincelejo