Centenares de católicos participaron este sábado en la noche en la procesión con la imagen del Dulce Nombre de Jesús.

La memoria libre fue originalmente establecida por la Iglesia como Santísimo Nombre de Jesús y está propuesta para el 3 de enero con el color litúrgico blanco.

En Sincelejo la procesión se celebra un día distinto y posterior al de la memoria libre con una imagen antiquísima que está en custodia de la familia Martínez Cárdenas.

La procesión de este sábado fue presidida por el padre Adalberto Sierra Severiche, vicario general de la Diócesis de Sincelejo y párroco de la Catedral San Francisco de Asís.

Al término, la imagen es llevada ante el mosaico de San Francisco, donde los fieles le profesan especial veneración.