El periódico El Meridiano en Sucre destacó en su edición de este miércoles 24 de enero la vida del padre Pascual Custode, párroco de la Catedral por cinco lustros. En una detallada columna, el periodista e historiador Aníbal Paternina Padilla recorrió la vida personal y espiritual del sacerdote italiano que dejó un gran legado en el crecimiento de la Iglesia de Sincelejo y la ciudad. Este es el texto de la columna.

Guía espiritual

Por Aníbal Peternina Padilla.

El periodista e historiador Aníbal Paternina Padilla. Foto: periódico El Meridiano.

Ayer se cumplieron 90 años de la muerte del inolvidable sacerdote Pascual Custode del Vecchio, quien hace parte de la historia de Sincelejo como benefactor y guía espiritual entre sus grandes hijos. Por su apostolado recibió la más grande apoteosis por el pueblo sincelejano y toda la región el día de su partida eterna, tan sentida y llorada, el 23 de enero de 1928, cuando se celebraba el Únal de las corralejas de aquel año en honor del Dulce Nombre de Jesús, de las cuales el padre Pascual fue uno de los organizadores.

El ilustre clérigo había nacido el 21 de noviembre de 1872 en Castell Nuevo Di Consa, provincia de Salerno, Italia. Hijo menor de Giovanni Di Guiseppe y María Felicia del Vecchio Di Pascuale. Ordenado sacerdote en el seminario San Carlos Borromeo de Cartagena el 1° de junio de 1901, y párroco de la iglesia de San Francisco de Asís desde 1903 hasta su muerte. Ante la tumba del presbítero en el cementerio central de Sincelejo hablaron reconocidas personalidades como Víctor Urueta González, Aquilino Lino Palomino y Antonio Lenis, además de alcaldes y concejales de los municipios de Sampués, Chinú. San Andrés, Palmito y Sahagún, cuyas parroquias fueron atendidas por el extinto.

A su turno, el alcalde Eugenio Quintero Acosta expidió el Decreto número 50 honrando su memoria y cuyos considerandos dicen: “Que acaba de fallecer el doctor don Pascual Custode, cura de Sincelejo y administrador de siete parroquias. Que el mencionado párroco fue honra y prez de la Arquidiócesis y desempeñó con ejemplar consagración y celo por más de un cuarto de siglo las parroquias a él encomendadas por el inmediato jerarca de la grey, monseñor Pedro Adán Brioschi, distinguiéndose por la inagotable práctica de la caridad cristiana; por sus virtudes apostólicas, por sus energías, entusiasmo y su amor al ejercicio de su santo ministerio. Que tan deplorable pérdida llena de consternación a todos estos pueblos, con especialidad a Sincelejo, porque privan de un excelente sacerdote de bellas prendas morales y gran benefactor. Decreta: 1°. Lamentar la desaparición del virtuoso presbítero Pascual Custode. 2°. Asistir en cuerpo los empleados públicos al sepelio. 3°. Llevar luto por nueve días y recomendar el ejemplo de su vida a las actuales y futuras generaciones. Dado en Sincelejo a los 23 días del mes de enero de 1928.

El alcalde, Eugenio Quintero Acosta. El secretario, Salomón Padilla. Por su apostolado recibió la más grande apoteosis por el pueblo sincelejano y toda la región el día de su partida eterna, tan sentida y llorada…