En distintas parroquias de nuestra Diócesis los niños que conocen a Jesús a través de la Infancia Misionera, viven la pasión, muerte y resurrección del Señor durante esta Semana Santa.

En la Delegación Pastoral San Juan Pablo II, en el barrio Las Margaritas, de Sincelejo, el Santo Viacrucis estuvo a cargo de niños, bajo la orientación pastoral del padre Laureano Ordosgoitia.

Los niños representaron los sufrimientos del Señor y rezaron y meditaron las 14 estaciones en su comunidad al lado de sus padres.

Lo mismo hicieron los jóvenes de la Parroquia Niño Jesús, guiada por el padre Adolfo Lambraño, quienes se vivieron con la comunidad la pasión del Señor.

La Infancia Misionera es una de las Obras Misionales Pontificias, de las cuales es director en nuestra Diócesis y el Caribe el padre Julio Herrera Mendoza, vicario de la Catedral San Francisco de Asís.