Con la firma de una circular conjunta, la Iglesia diocesana de Sincelejo y la Gobernación de Sucre oficializaron su compromiso con la prevención del suicidio.

La comunicación, firmada por monseñor José Clavijo Méndez, obispo de la Diócesis de Sincelejo; Ramón Quintero Lozano, secretario de Salud de Sucre, y el presbítero Juan José Sarmiento Cueto, delegado diocesano para la Pastoral de la Salud, va dirigida a distintos miembros de la Iglesia y a actores clave de la sociedad civil.

Son ellos los sacerdotes diocesanos, párrocos, vicarios parroquiales, religiosos, religiosas, instituciones educativas, EPS, IPS y medios de comunicación social.

La misiva resalta la alerta existente en el departamento de Sucre —cuyo territorio coincide con el de la Diócesis de Sincelejo— por los intentos de suicidio y los suicidios en los últimos años.

“Por lo que se hace necesario aunar esfuerzos, compromisos de prevención, vigilancia, acompañamiento y atención intersectorial”, señala la circular.

El documento emite una recomendación especial a seguir en las homilías dominicales, dada la numerosa participación de la comunidad en la celebración de la eucaristía.

“Abordar temas relacionados con la convivencia social, autocuidado, amor a la vida, valores en la familia, autoestima, ayuda mutua, con el fin de fortalecer factores protectores que permitan prevenir este flagelo (del suicidio) y brinden herramientas para afrontar las situaciones que se puedan presentar”, precisa.

La Iglesia y la Gobernación de Sucre acordaron conmemorar conjuntamente este lunes 10 de septiembre en Sincelejo el Día Mundial de la Prevención del Suicidio, instituido en 2003 por la Organización Mundial de la Salud.