Jóvenes de la Diócesis de Sincelejo viven gozosos la JMJ. En primer plano, Isaac, acólito de la Parroquia San José, de Corozal y quien llevó la bandera de Colombia al papa.

Jóvenes de distintas parroquias de la Diócesis de Sincelejo están en Panamá participando de la Jornada Mundial de la Juventud.

Estos embajadores de nuestra Iglesia particular peregrinaron con mucho esfuerzo a profundizar y confirmar su fe en presencia del santo padre.

La premisión de nuestra representación comenzó este jueves en la Diócesis de Santiago de Veraguas.

El envío a la misión fue en la celebración de la eucaristía para los jóvenes latinoamericanos.

Gozosos y ansiosos por el mensaje del papa Francisco, los diocesanos de Sucre fueron testigos este viernes de la llegada del sucesor de san Pedro.

De nuestras regiones

Esta experiencia de gracia es también una representación de las regiones de la Iglesia de Sucre.

Están Diana, de la Parroquia San Blas, de Morroa; la veremos ayudando a cargar la cruz hasta la tarima donde estará el papa.

Isaac, de la Parroquia San José, de Corozal, formador de acólitos y guardián de la liturgia de su comunidad, también está en Ciudad de Panamá. Él entregará la bandera de Colombia.

También hay hermanos de las parroquias Nuestra Señora de las Mercedes, Nuestra Señora del Perpetuo Socorro (ambas de Sincelejo), Santo Domingo de Guzmán (de La Unión) y de la catedral San Francisco de Asís.

Formación permanente

Muchos de los jóvenes presentes en Panamá han tenido experiencias permanentes de formación en la Casa de la Juventud Villa Bernarda, a cargo de las Hermanas Franciscanas Misioneras de María Auxiliadora.

Ahí adquieren las bases para coordinar y formar en la fe a comunidades juveniles. Son miembros de la Pastoral Juvenil diocesana, que acompañan las franciscanas, en cabeza de la hermana Luz Piedad García Zuluaga, por encargo de nuestro obispo, monseñor José Clavijo Méndez.

Segundo encuentro con el papa

Este es el segundo encuentro con el papa Francisco de jóvenes de nuestra diócesis en misión oficial con la Conferencia Episcopal de Colombia.

En 2017 otro grupo de jóvenes peregrinó vía terrestre a Bogotá para encontrarse con el pontífice durante su visita apostólica a Colombia.

También peregrinaron a Cartagena, donde el vicario de Cristo cerró su visita. Siempre, con la orientación pastoral de nuestra diócesis.