Monseñor José, el párroco de la catedral y el capellán del Comando de Policía durante la postración del Viernes Santo.

La Diócesis de Sincelejo pone a disposición de los fieles las homilías de monseñor José Clavijo Méndez en las celebraciones de Jueves Santo y Viernes Santo.

En la conmemoración de la Cena del Señor, monseñor enfatizó en la necesidad de vivir con el alma la Eucaristía, más que con la forma, que también es importante.

Pero anotó que si una Eucaristía no es vivida con el alma, con el nervio, nos aburrirremos y no transmitiremos un buen ejemplo, sobre todo a los jóvenes.

Monseñor calificó como una “declaración de servicio” el gesto del Señor de lavarles los pies a sus apóstoles.

Viernes Santo

Este Viernes Santo, en la celebración de la Pasión del Señor, se refirió al valor del sacrifico de Jesús, que es una muestra de amor.

El obispo aseguró que cuando no hay sacrificio, no hay amor. Y habló de os matrimonios. De estos sostuvo que fracasan porque iniciaron sin amor, del que recalcó, nunca se acaba, como nos lo enseña la Palabra.