Monseñor José cuando hablaba desde la catedral.

La Iglesia de Sincelejo se unió este viernes 26 de julio a la Marcha en Defensa de la Vida que partió de la avenida Sincelejito y terminó con una concentración en el Parque Santander.

En la catedral San Francisco de Asís monseñor José Clavijo Méndez, obispo de Sincelejo, leyó el documento Nº 31, firmado por monseñor Óscar Urbina en nombre de todos los obispos del país.

La lectura del pronunciamiento, titulado ¡Toda vida humana es sagrada en inviolable!, fue escuchado por los más de mil participantes en la movilización.

El Secretariado Diocesano de Pastoral Social/Diakonía de la Paz de la Diócesis de Sincelejo también se sumó a la marcha con la presencia de sus agentes pastoral que desarrollan una misión de dignificación de la vida.

La invitación de la Conferencia es también a que las campanas de los templos repiquen hoy para pedir respeto por la vida.

Este es el pronunciamiento de los obispos de Colombia.

Pronunciamiento de monseñor Óscar Urbina Ortega, presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia.