El Apostolado del Oratorio promueve el rezo del Santo Rosario en familia y en comunidad. Cada grupo cuenta con una imagen de la Virgen.

Los Heraldos del Evangelio, que promueven la devoción a Nuestra Señora de Fátima, cerraron la celebración de los 50 años de la Diócesis de Sincelejo.

La clausura incluyó el rezo del Santo Rosario a las 4:00 de la tarde del sábado 31 de agosto en la catedral San Francisco de Asís.

Enseguida se celebró la Eucaristía, presidida por monseñor José Clavijo Méndez, obispo de Sincelejo, y concelebrada por el padre Ismael Acosta Pineda, párroco de la catedral.

Cada familia participante del Apostolado del Oratorio en la Diócesis de Sincelejo llevó su imagen de Fátima y la puso a junto al altar para recibir la bendición.

En desarrollo de la Eucaristía, monseñor José Clavijo Méndez coronó la imagen de quien se le apareciera a los tres pastorcitos en Portugal.

La celebración de los 50 inició como terminó este sábado, con la coronación de la imagen de nuestra señora, en esa ocasión, en la advocación del Corazón Inmaculado, patrona de la Diócesis de Sincelejo.