Monseñor cuando asperjaba agua bendita sobre el terreno donde es construido el templo.

La comunidad de la Parroquia Cristo Redentor, en el norte de Sincelejo, está gozosa.

Monseñor José Clavijo Méndez, obispo de Sincelejo, bendijo el terreno donde inició la construcción del templo parroquial.

Este es edificado en el barrio Nuevo Horizonte y brindará atención pastoral a decenas de barrios de esa zona.

El proyecto es realidad gracias a los aportes que Dios ha suscitado en los corazones de fieles de la comunidad y de fuera de ella.

El padre Juan José Sarmiento, párroco en Cristo Redentor, ha agradecido al Señor por estar al frente de esta porción de su pueblo, encargo que alterna con la dirección de la Pastoral de la Salud diocesana.