Templo de la cuasi parroquia San Judas Tadeo.

El padre Andrés Alberto Campo Peña se posesionó solemnemente ante monseñor José Clavijo Méndez, obispo de Sincelejo, como administrador de la cuasi parroquia San Judas Tadeo.

La comunidad tiene su templo principal en el barrio La Selva, donde la feligresía dio la bienvenida al presbítero, que llega a continuar el trabajo pastoral del padre Bernabé Pereira Úsuga.

Campo, de 35 años, fue ordenado sacerdote el 29 de junio de 2015 en la Parroquia Divino Niño de Sincelejo por manos del actual obispo, quien tenía tres meses de haber llegado a esta diócesis.

El nuevo administrador de la comunidad de San Judas Tadeo llegó de Roma hace unos meses, donde estuvo los dos últimos años estudiando Derecho Canónico.

Se formó en el Seminario Vocacional de Sincelejo, en la Universidad Santo Tomás, donde estudió Filosofía, y en el Seminario Provincial San Carlos Borromeo, en Turbaco (Bolívar), donde estudió Teología.

Bajo su orientación pastoral, los fieles que le confiaron se preparan para seguir el camino a ser una parroquia. Actualmente, comparte territorio con las parroquias Cristo Rey y San Antonio de Padua, con templos principales, en su orden, en los barrios Las Américas y Pablo VI.

El padre Andrés vivirá con su comunidad la primera fiesta patronal en honor al considerado “patrono de las causas imposibles”, cuya memoria se celebra cada 28 de octubre.

El padre Andrés Campo Peña (derecha) en la reciente fiesta patronal de la Natividad de María, en Sincé, junto al padre Salvador Rivera Barriosnuevo.