Una invitación a dedicar el primer viernes de Cuaresma (4 de marzo) a orar y ayunar por la paz del mundo extendió monseñor José Clavijo Méndez, obispo de Sincelejo.

La Diócesis de Sincelejo se unirá así a la Jornada de Oración y Ayuno por la Paz promovida por el papa Francisco para el Miércoles de Ceniza.

Monseñor José invitó a los fieles a orar especialmente por Ucrania y Rusia, al igual que por la paz de Colombia.

El padre José María Pacheco Sierra, delegado episcopal para la comunicación social de la Diócesis de Sincelejo, invitó a los fieles a tener entre sus intenciones a territorios como el Pacífico, Arauca y el Catatumbo, donde hay focos de violencia.