El primer Seminario de Vida en el Espíritu de la RCC Sincelejo tuvo lugar este fin de semana. Foto: JID.

Dos días –sábado y domingo–, una misma formación en la fe: el Seminario de Vida en el Espíritu. Tuvo lugar en la sede de la Renovación Carismática Católica de la Diócesis de Sincelejo y fue guiado por Claudia Gantiva Guerrero, presidenta nacional de la Renovación Carismática Católica (RCC).

Esta fue la primera experiencia formativa de este tipo, de las dos que están programadas cada año en Sincelejo, y convocó a servidores y a todos los hermanos que quisieron participar.

“Es con la finalidad de reavivar la presencia del Espíritu Santo en la comunidad, de reavivar nuestra fe, nuestra misión, nuestra experiencia de encuentro personal con el Señor y también de fortalecernos en estos tiempos difíciles para continuar nuestro camino de fe que el Señor nos propone”, compartió.

Por primera vez en Sincelejo, Gantiva, muestra del rol evangelizador que también es tarea de los laicos, dejó a los fieles de la Diócesis de Sincelejo el mensaje de la carta del apóstol san Pablo a los cristianos de Roma (5,5): “La esperanza no defrauda, porque el amor de Dios ha sido derramado en nuestros corazones por el Espíritu Santo que nos ha sido dado”.

“Abramos nuestra vida a la experiencia del Espíritu, para que seamos colmados de gracia, de bendición del Espíritu, y así podamos seguir caminando, podamos hacer la obra de salvación, de evangelización que el Señor nos ha puesto para muchos hermanos con el poder y con la gracia del Espíritu Santo. El trabajo y la primera tarea que tiene un cristiano, un católico, un carismático es abrirse a la acción de Dios, y la acción de Dios se da por medio de la gracia del Espíritu Santo, que obra en nosotros, y que nos da los dones, los carismas, la fuerza, la sabiduría, el empuje para nosotros llevar el mensaje de la salvación”, reflexionó.

“El trabajo y la primera tarea que tiene un cristiano, un católico, un carismático es abrirse a la acción de Dios”. Claudia Gantiva Guerrero, presidenta de la RRC en Colombia.

En otras zonas

El padre Róger Argumedo, asesor de la RCC de la Diócesis de Sincelejo, explicó que el Seminario de Vida en el Espíritu se enfoca en el anuncio de la buena noticia de la salvación y en suscitar un encuentro personal con Jesucristo y de aceptación de su señorío.

“Es una experiencia fundamental para nacer a la vida de la fe, para asumir en serio nuestro ser y hacer de bautizados”, indicó.

Además de los dos seminarios previstos cada año en Sincelejo, en 2022 hay planes de llevar esta experiencia a La Unión, Sampués, Los Palmitos y Palmito.

“Luego del Seminario de Vida tenemos la etapa de discipulado o seguimiento, que plantea el plan de pastoral nacional de la RCC. Son focos pastorales que se van encendiendo en los municipios, un acompañamiento para ir formando a los laicos en esta experiencia de fe, que es la tarea de nosotros, como asesores de la Renovación, acompañar”, contó el presbítero.

En 2022, el Seminario de Vida en el Espíritu llegará a diferentes zonas de la Diócesis de Sincelejo.