Mons. José y el vicario administrador diocesano, padre Ramón González, acompañan la visita oficial.

La Diócesis de Sincelejo, en cabeza de monseñor José Clavijo Méndez, su obispo, recibió la visita de delegaciones de entidades públicas y privadas que inspeccionaron las instalaciones de la curia ofrecidas por la Iglesia para la puesta en marcha del Centro de Atención al Migrante.

Por la Gobernación de Sucre asistieron Samira Farak Mendoza, subsecretaria de Gestión en Seguridad Territorial, organismo de la Secretaría del Interior, y su equipo de trabajo.

La Alcaldía de Sincelejo también envío una delegación, y por el sector privado estuvieron miembros de la Fundación Blumont Colombia.

Representantes de población migrante con asiento en el departamento de Sucre acompañaron la visita y el recorrido de la sede.

El Centro de Atención al Migrante es una iniciativa de la institucionalidad para acercar la oferta pública a esta población en servicios como salud, educación, migración, entre otros.

Monseñor José manifestó en diálogo con la Gobernación que la diócesis está dispuesta a apoyar las iniciativas que permitan mejorar la calidad de vida de las personas que lo necesiten, en este caso a los migrantes.

El obispo resaltó la vital importancia de ayudar a esta población, que ha llegado a Sucre “dejándolo todo en sus países de origen y que ha vivido en condiciones inhóspitas”.

Convenio

La Gobernación de Sucre informó en una nota de prensa publicada en su página web que para hacer realidad el Centro de Atención al Migrante suscribirá un convenio interadministrativo con la Diócesis de Sincelejo y que luego de ello hará ajustes locativos en el espacio de la curia donde funcionará esa dependencia.

La subsecretaria Farak explicó que el programa Sucre te Acoge, bajo el cual operará el Centro, brindará a la población migrante acceso a la oferta de servicios en un solo sitio, “permitiéndole garantizar los derechos fundamentales mínimos”.