Monseñor Óscar Urbina Ortega, presidente de la Conferencia Episcopal de Colombia y arzobispo de Villavicencio, rechazó el atentado terrorista de este jueves en Bogotá.

“Los obispos de Colombia participamos del dolor y del rechazo de todo el pueblo colombiano ante el acto terrorista en la Escuela General Santander. Toda violencia engendra más violencia”, manifestó.

El prelado reiteró el llamado de la Iglesia a seguir trabajando por la reconciliación del país.

“Oramos por las víctimas, nos solidarizamos con sus familias y la Policía Nacional”, añadió.

Monseñor invitó a no desfallecer en el trabajo de superar las enemistades y crear puentes que nos conduzcan a la fraternidad en la familia y en los diversos ambientes de la sociedad.