Este domingo 2 de febrero, cuando la Iglesia celebra la Jornada Mundial de la Vida Consagrada, consagrados de la Diócesis de Sincelejo envían un mensaje a los católicos.

El sábado a mediodía, cuando la liturgia ya es de domingo, el padre Adalberto Sierra, vicario general de la Diócesis de Sincelejo, y el padre Víctor Gómez, delegado de la Conferencia de Religiosos en Sucre, celebraron la eucaristía con religiosas de diferentes congregaciones.

Este es un aparte de la homilía del padre Adalberto:

Ofrezcamos al Señor nuestra oración de agradecimiento por el sí que generosamente le dieron a Él y pidámosle que anime y fortalezca cada día su vocación.