A la derecha, monseñor José Clavijo Méndez (de negro) y el padre Ramón González Mora (de gris).

La Curia Episcopal, donde están los organismos y personas que colaboran con el obispo en el gobierno de la Diócesis de Sincelejo, está aplicando con especial atención las medidas sanitarias de las autoridades civiles para prevenir el coronavirus (Covid-19).

Un día después de comunicar a la ciudadanía y a los fieles que la Iglesia acoge las disposiciones civiles, monseñor José Clavijo Méndez, obispo de Sincelejo; junto con el padre Ramón González Mora, vicario administrador de la Diócesis, se reunieron con los colabores de la Curia para hablar de prevención.

Te invitamos a leer: Comunicado Nº2 del obispo diocesano. Ante la emergencia sanitaria decretada por las autoridades civiles

Monseñor y el padre acordaron que trabajarán en oficinas aquellos cuya presencia sea estrictamente necesaria y que el resto de empleados lo hará desde sus casas.

Los agentes pastorales que lo requieran, tal como disponen las autoridades, trabajarán con tapaboca. Es indispensable el lavado frecuente de manos, el uso de antibacterial y de todos los elementos sanitarios necesarios.

Quienes tengan síntomas de resfriado deben abstenerse de ir a su lugar de labor.

La reunión de trabajo siguió la instrucción de guardar mínimo un metro de distancia entre personas.

La Curia reitera a la ciudadanía y a los fieles que puede acudir a medios de atención no presenciales como el teléfono fijo: 2805275, vía correo electrónico contactenos@diocesisdesincelejo.org e informarse del acontecer diocesano mediante la página web www.diocesisdesincelejo.org