Durante la celebración de la Solemnidad de la Inmaculada Concepción de la Santísima Virgen María, monseñor José Clavijo Méndez, obispo de nuestra Diócesis, invitó a los católicos a ser santos.

El prelado presidió en el templo de la Parroquia San José, de Corozal, donde le acompañó una parte del presbiterio.

“Hacer la voluntad de Dios trae muchos sufrimientos, porque nos pone a caminar en reversa en relación con el mundo, en dirección contraria. Y el mundo cobrará lo suyo, por eso no es fácil ser cristiano, por eso muchos claudican”, sostuvo.

Esta reflexión se dio en torno a la Virgen, que por obedecer a la llamada de santidad que le propuso el Señor, experimentó el dolor, pero permitió la voluntad de Dios.

La Solemnidad de la Inmaculada Concepción de María es una fiesta en todo el municipio que se celebra desde tiempos inmemoriales.

“El verdadero homenaje (a la Virgen) es el camino del Evangelio y comenzar a caminar el camino de la santidad. María marca la pauta, no la dejemos sola en ese camino a la santidad”, pidió.

La celebración eucarística fue transmitida en directo por la página de Facebook de la Diócesis de Sincelejo, que puede ver aquí: