Templo de la Parroquia Espíritu Santo, en el barrio Botero de Sincelejo.

Monseñor José Clavijo Méndez, obispo de Sincelejo, se refirió al proceso de reapertura de templos, iniciando por las parroquias que pertenecen a las vicarías (zonas) de la ciudad de Sincelejo.

Lo anterior después de que el Gobierno nacional autorizara las actividades de culto religioso con hasta 50 personas y cumpliendo con todas las medidas de bioseguridad para prevenir la covid-19.

En declaraciones desde la casa episcopal, monseñor indicó que en Sincelejo hay seis templos que prevén reabrir, aunque no haya una fecha establecida, tan pronto se concrete el trámite respectivo con las autoridades civiles.

Estos templos son los principales pertenecientes a las parroquias: El Padre de la Misericordia, en el barrio La Palma; San Antonio de Padua, en el barrio Pablo VI; Nuestra Señora del Perpetuo Socorro, San Juan Pablo II (este último en Las Margaritas), Nuestra Señora de la Medalla Milagrosa (en El Cortijo) y Espíritu Santo (en Botero).

En otras zonas

En cuanto a la reapertura de templos en las otras vicarías –zonas conformadas por grupos de parroquias en municipios diferentes a Sincelejo–, monseñor precisó que en cada una de estas habrá un acuerdo entre los sacerdotes para definir cuáles parroquias reabren primero y cuáles se van sumando.

“Además, hay que tener en cuenta que, en cada municipio, la reapertura de la parroquia depende de cada alcaldía. Como en Sincelejo son tantas, por eso se hacen pilotos, pero en un municipio que tiene solo una parroquia esa es la única que hace piloto. O, si tiene tres, los padres se pondrán de acuerdo sobre cuál comienza el piloto”, explicó.

El obispo insistió en que el anuncio de reapertura no significa que se dé enseguida, sino en la medida en que se complete el proceso con las autoridades sanitarias y en que la diócesis y las parroquias recopilen información necesaria para la reapertura.

Más sobre este tema en el siguiente video: