El año litúrgico 2018 será la oportunidad para que los católicos que conformamos la Diócesis de Sincelejo profundicemos y hagamos vida el Catecismo de la Iglesia Católica.

Nuestro obispo, monseñor José Clavijo Méndez, escogió este documento como el tema del año para su programa Palabras del pastor, que se emite de lunes (hábil) a viernes en los 1.110 de Radio Piragua.

“No se trata de aprender cosas, se trata de recorrer un camino en el cual, detrás de Jesús, siguiendo las huellas de Jesús, nosotros aprendemos de Jesús. ¿Y qué aprendemos? Aprendemos la sabiduría de la vida. Por eso hemos comenzado nuestro encuentro con este bellísimo salmo (cf. 119). “Dichosos los de camino intachable, los que andan según la voluntad del Señor”, resume monseñor en su primer programa de este año.

El prelado recuerda que los cristianos debemos actuar como tal y que la forma de iluminar nuestras actuaciones es a través del Catecismo.

“¿Qué hay en el Catecismo? Es la Tradición de la Iglesia. Hay dos fuentes de revelación. Esto viene desde el judaísmo, que tenía dos fuentes para conocer a Dios. Una primera y más importante –curiosamente–, más amplia, más rica, porque es más vital, era la vida de aquellos personajes que se encontraron con Dios, comenzando desde Abraham”, explicó monseñor.

A propósito de la Tradición, recalcó que la Iglesia nos habla de ella porque fue la forma en la que el pueblo de Dios se mantuvo unido en la fe cuando no había nada escrito.

“Muchos hermanos de confesiones cristianas, pero que no están en comunión con la Iglesia Católica, por razones que no son ahora del momento explicar, abolieron la Tradición y dijeron: “Si no está en la Biblia no vale. Vale solo lo que está en la Biblia, lo demás es invento”. Y entonces quitaron de en medio la Tradición y dejaron como única fuente de la revelación la Sagrada Escritura. Pero como ya vimos, 1.200 años antes de poner por escrito las primeras cosas, hubo solamente una vida y una Tradición que se iba transmitiendo de generación en generación. El Catecismo recoge esa Tradición”, señaló nuestro pastor.

Los programas de monseñor nos ejercitarán este año en dos formas de oración: la del Señor (Padre Nuestro) y la oración colecta, que es la primera oración de la Misa.

Encuentra aquí la versión oficial del Catecismo de la Iglesia Católica.